Pintar miniaturas: Uso de masillas

En un post anterior hablé sobre el pegado de las distintas partes en las que puede venir una miniatura, y de que al hacerlo puede quedar hendiduras o huecos más o menos evidentes entre las piezas. Si no es muy grande o no se nota mucho, podemos dejarlo tal cual, o podemos cerrarlo con algún tipo de masilla.

En el mundo del pintado de miniaturas y del modelismo, se usan dos tipos de masillas: las arcillas poliméricas y las masillas epoxi. Las primeras no secan al aire y requieren usar un horno por lo que sólo se usan para esculpir miniaturas nuevas desde cero. Para tapar huecos o imperfecciones de la miniatura, o incluso para modificarla o añadirle nuevos elementos, se usan las masillas epoxi, que secan al aire.

Miniatura con masilla verde rellenando huecos

Se ha usado masilla para rellenar los huecos de la miniatura que han quedado al pegarle sus piezas. Queda uno por rellenar

Manejo de la masilla epoxi

Las masillas epoxi son bicomponente, es decir, se deben mezclar dos componentes para obtener la masilla, en una proporción que suele ser del 50%. Una vez realizada la mezcla, la masilla se irá endureciendo poco a poco hasta que llegue un punto que sea imposible de manejar. Este tiempo de secado varía según el tipo de masilla y las condiciones ambientales, pero por norma general suele ser de una hora. Uno de los componentes es el que endurece la mezcla al secar, por lo que podemos cambiar dicho tiempo de secado variando la proporción de ambos componentes, añadiendo más o menos del endurecedor.

Son adherentes y se pegan bastante a las herramientas que usemos o a los dedos, por lo que hay que usar algún tipo de lubricante como agua, alcohol, aceite. Esta capacidad adherente es lo que hace que se fije a la miniatura pero puede hacer que trabajar con ellas sea a veces un poco frustrante, sobre todo si quieres hacer algo más que rellenar huecos. Con respecto a las herramientas ya escribiré en otra entrada con más detenimiento, pero adelanto que además de los dedos, se usan lancetas y pinceles de goma principalmente.

Una practica común es mezclar masillas para obtener una masilla que mezcla más o menos sus características. Así, se suele mezclar la masilla verde con Magic Sculpt o Miliput, para obtener una masilla elástica (aunque no tanto como la verde), que se alisa bien con agua, y que una vez seca se lima bien.

Tipos de masillas epoxi

  • Masilla Verde: Es la más común y la más fácil de adquirir. De ella destaca su gran elasticidad, aunque tiene como punto negativo que a veces parece que estas trabajando con chicle. Se puede usar agua como lubricante sobre las herramientas y una vez secada no se lima bien
    Masilla verde
  • Magic Sculpt: Es parcialmente soluble al agua, por lo que con un pincel o el dedo humedecido alisa la zona perfectamente, pero también complica el uso de agua como lubricante, aunque se puede. Cuando seca si se puede limar
    Magic Sculpt
  • Miliput: Muy similar en características al Magic Sculpt, se venden varios tipos de miliput que se diferencian en la dureza de la masilla
    Miliput
Comparte con tus amigos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.