Pintar Miniaturas: Pincel, Limpieza y Mantenimiento

El pincel es el intermediario entre nuestra visión artística y los medios materiales de ella (figura y pinturas). Es importante realizarle un buen mantenimiento para que esté en la mejor forma posible y alargar su vida al máximo.

Es de destacar que los pinceles viejos también son útiles. Hay técnicas, como la del pincel seco, que deben usarse con pinceles ya viejos; hay quien los usa para mezclar pinturas; yo los uso también para pintar sin mucha precisión (como capas bases), y reservo los pinceles buenos para zonas de alta precisión (como los ojos, o veladuras, etc)

Anatomía de un pincel:

Mango: suelen ser alargados y redondeados, y suelen indicar el número de tamaño y  si el pelo es de animal como la marta roja kolinsky

Virola o Férula: es la parte metálica que une el mango con los pelos del pincel. A la hora de cargar de pintura el pincel, es importante no llegar a manchar la virola, ya que la pintura seca en esta zona abre los pelos y estropea rápidamente el pincel.

Pelo: A la hora de adquirir un pincel es importante saber que los hay de pelo sintético, y de pelo natural. Si estás empezando en esto de pintar miniaturas, recomiendo los sintéticos por ser más baratos y resistentes. Más adelante es mejor adquirir los de pelo natural, menos resistentes pero de mayor calidad. Según la finalidad del pincel tendrá una forma concreta; la punta redondeada es la indicada para pintar miniaturas

Se compone de de cuerpo y punta. El cuerpo es donde se almacena la pintura que carga el pincel y también se usa para pintar. La punta es donde más se aprecia la calidad del pincel, que debe ser fina y no abrirse, y se usa para pintar detalles finos

Tamaño: hay diversos tamaños que van desde el 10 (más grande) hasta el 0, y desde el 0 hasta el 5/0 (el más pequeño). Los tamaños que suelen usarse es el 2, 1, 0, 00. Es importante destacar que para pintar detalles muy pequeños (como los ojos) no siempre el pincel más pequeño es el más indicado sino el que tenga mejor punta (los ojos de una figura de 28mm los pinto con un pincel del 1)

Mantenimiento del pincel mientras se pinta

Durante la sesión de pintado, hay que tener un bote de agua para enjuagar el pincel. Hay que evitar que la pintura se seque en el pincel, por lo que hay que enjuagar con cierta frecuencia el pincel en el bote. Al hacerlo, nunca tocar la base del bote con la punta para no deformarla, y tratar de no llegar a mojar el mango de madera. Una vez enjuagado, se pasa el pincel por un papel de cocina tratando de darle forma a la punta (girando un poco el mango mientras se pasa el pincel por el papel)

Es también importante, al cargar de pintura el pincel no llegar a tocar la virola con la pintura; y si se hace, enjuagar el pincel. Si la pintura se seca en esa zona, se deteriora rápidamente la punta.

Limpieza del pincel después de la sesión

Una vez recogidas las pinturas, se debe limpiar el pincel con agua y jabón. Hay que hacerlo con delicadeza. Después se deja en un bote boca arriba, o se guarda con su capuchón de plástico, para que la punta no se deforme con nada.

Como truco, para limpiar el pincel, se puede usar una esponja o similar, que se coloca en un pequeño envase de plástico, como un blister. Al conjunto se le hecha agua y jabón de manos o lavavajillas. Y ya está, cuando queramos limpiar el pincel solo hay que pasarlo por la esponja. Recordad al final de la sesión enjuagar la esponja (a mi se me suele olvidar).

Si el pincel está muy sucio, se puede hacer la limpieza con alcohol. Limpia con mucha eficacia el pincel, pero puede ser algo agresivo con el pelo (pero peor sería guardarlo sucio). También se pueden usar limpiadores de pinceles

 

Comparte con tus amigos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.