Pintar Miniaturas: Preparar la Miniatura

La sección del modelismo va creciendo y ya es hora de sacar temas de modelismo en el blog. Voy a poner una serie de guías y consejos sobre el pintado de miniaturas. Como todas las guías y consejos no son normas escritas en piedra, sino lo que hemos hallado que mejor nos funciona a nosotros en el pintado.

Esta guía va sobre la preparación previa de la miniatura antes de pintarla. Es muy importante ya que elimina imperfecciones del proceso de producción y mejora el agarre de la pintura:

1. Quitar lineas de molde y rebabas

Las líneas de molde son líneas o un pequeño escalón que va a lo largo de la miniatura. Se producen debido al molde con el que se ha fabricado la miniatura. Los que pintamos vemos enseguida cuando se ha pintado sin quitar estas líneas y nos afea el resultado, aunque los que no pintan suelen no darse cuenta de estos defectos. Mi consejo es quitarlas pero sin obsesionarse, ya que puede haber zonas que sea muy complicado de quitar en las que puede ser mejor dejarlas. Las rebabas son pegotes o filamentos del material que se forman por extrusión del mismo en los canales del molde; hay que quitarlos.

Para eliminarlo se usa la cuchilla y/o limas. Si el material es plástico o resina se usa la cuchilla, raspando como indico en la imagen: la cuchilla se pone inclinada sobre la línea de molde y se raspa hacia donde inclina la cuchilla. Si es de metal puede ser más rápido y efectivo usar una lima.

 

2. Pulir la miniatura

Este proceso es para las miniaturas de metal, NO en las de plástico o resina. Este paso es fundamental ya que elimina las impurezas de la miniatura metálica, y mejora el agarre de la pintura. Lo que recomiendo es hacerlo con cepillos de pulir metales, como el de la foto. El cepillo de color dorado es de latón, un metal blando perfecto para pulir la miniatura sin dañarla. Pero el de color gris es de acero, metal duro que dañaría la miniatura. La primera vez que uses estos cepillos hazlo sobre la planta de los pies de la mini u otro sitio que no se vea, para comprobar que pula pero no ralle la miniatura. Se pueden encontrar baratos en un chino.

También se pueden encontrar cepillos de pulir como accesorios del taladro Dremel o multiherramienta eléctrica. No los he usado pero he visto que se recomienda no apretar demasiado sobre al miniatura al usarlo.

Otra opción es usar lana de acero lo más fina posible (de tamaño cero), frotándolo por toda la miniatura, aunque deja muchos residuos y no llega a todos los recovecos. Se puede encontrar en ferreterías.

3. Montaje de la miniatura

Si la miniatura no es una sola pieza, sino que viene en varias piezas sueltas hay que decidir si pintar alguna o cada pieza por separado o pegarlas todas ahora. Para pegarlas uso pegamento instantáneo de cianocrilato (el super glue de siempre). Siempre rallo las superficies a pegar con la cuchilla para aumentar la fuerza de adhesión. Al pegar las piezas suele quedar pequeñas hendiduras entre ellas, que conviene rellenar con masilla si se tiene bastante maña para ello, más adelante dedicare una entrada al uso de las masillas.

Las miniaturas de metal vuelven a dar un problema extra, el uso de pegamentos puede no ser suficiente y las piezas pueden despegarse solas. Muchas veces se recurre a anclar las piezas, que consiste en taladrar un agujero en las dos piezas a pegar para introducir un trozo de clip. Es un proceso que puede ser delicado, ya que los agujeros de ambas piezas deben coincidir perfectamente, y al que dedicare una entrada más adelante.

4. Lavar con jabón

Debido al uso de grasas y ceras en la fabricación, limpiar las miniaturas es importante para el agarre de la pintura. Para ello, agua, jabón o lavavajillas y un viejo cepillo de dientes. Lo seco con papel de cocina, y a partir de aquí trato de coger la miniatura por la peana para evitar tocarla con los dedos, pero sin obsesionarme con esto.

5. Anclaje de la miniatura

Para manejar bien la miniatura, sin tocarla con los dedos una vez limpia, hay que fijarla sobre un tapón, corcho o algo similar. Yo suelo pegarla a un corcho usando blu-tack, pero se puede hacer de muchas formas. Tambien se puede anclar a una base o a un trozo de corcho o de madera con alambres.

Comparte con tus amigos:

2 comentarios:

  1. Un artículo útil, esto es la base del posterior pintado. Paso a describir un problema que puede que le pase a alguien más que a mí y así aprendemos todos. Yo aplico imprimación con el aero, dos capas finas en negro y otras dos en gris claro para iluminar. El problema es que no se a qué se debe pero si mie tras estoy pintando se me ocurre aplicar máscara (líquida o de papel) la pintura no se queda en la mini y, cuando retiro la máscara se van «desconchones de la pintura cubierta. ¿ Qué estoy haciendo mal? Y más importante ¿ Cómo lo corrijo? Gracias de antemano

    • Buenas Jose Maria
      Presupongo que ya haces lo que escribo en el articulo sobre como preparar la miniatura (lavando bien la miniatura, y si es metálica puliéndola), y que la imprimación es la que se vende para usarla en miniaturas (y que no esta en mal estado)

      Las mascaras liquidas no las uso, y las de papel supongo que te refieres a cinta de carrocero, que es la que yo si uso. Nunca he visto ese problema y solo se me ocurren las siguientes posibles causas:

      – La pintura aun no estaba del todo seca cuando se aplica la mascara. Debe estar completamente seca para aguantar
      – No se ha preparado del todo bien la miniatura
      – Se usan materiales demasiado abrasivos y se adhieren con demasiada fuerza

      He visto que se puede hacer mascaras con film trasparente de envolver alimentos, que mantienes en su sitio con cinta de carrocero (con maña puedes hacer que la cinta pegue solo sobre el plástico y no a la miniatura)
      Otra mascara que puedes probar es usar Blu-tack o similares

      Espero que te haya servido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.