Pintar miniaturas: Anclar miniaturas

Nueva entrada de la sección de modelismo, esta vez dedicado a la parte de cómo anclar las miniaturas. Recordemos en la entrada de como preparar las miniaturas, el anclaje se puede usar para unir piezas de las miniaturas de metal (en las de plástico no es necesario), y para fijar la miniatura a la peana.

El anclaje consiste básicamente en taladrar un agujero en cada pieza a unir e introducir un alambre con superglue. Los agujeros deben coincidir con precisión en posición y ángulo, de ahí su dificultad. Pero si se hace correctamente el alambre asegura una unión fuerte. Una forma de lograrlo (pero no la única) es la siguiente:

1- Se realiza un agujero en una de las piezas a unir con un taladro manual (o una dremel con mucho cuidado). El grosor de la broca del taladro deberá ser uno acorde con el tamaño de la pieza y el grosor del alambre a introducir. Lo normal en miniaturas de escala 28 mm, es usar como alambre un trozo de clip y usar brocas de 1mm:

Taladrando una miniatura para realizarle un anclaje

2- En la otra pieza se pone una bolita de blu-tack, y se humedece con agua la parte que queda expuesta del blu-tack. El agua va a impedir que la parte mojada se adhiera:

Usando blutak para averiguar donde taladrar la pieza

3- Se unen la piezas, y luego se separan. El blu-tack se habrá metido por el agujero realizado, pero al estar mojado no se habrá pegado, formándose un molde:

Uniendo las dos piezas con blutak

4- Se taladra el segundo agujero por el sitio exacto y el ángulo que ha quedado marcado por el blu-tack. Ya sólo quedaría introducir el alambre con la longitud adecuada y pegar las piezas y el alambre con superglue:

Molde del agujero taladrado con blutak

Aunque he hecho las fotos con una figura de plástico para ilustrar el proceso, esta forma de pegar las piezas sólo se realiza con miniaturas de metal. El superglue en plástico produce una unión muy fuerte que hace innecesario esto. En cambio, en las de metal la unión no es tan fuerte, y las piezas pesan bastante más, por lo que este proceso extra se hace necesario muchas veces. Afortunadamente, ya hay muchas miniaturas de metal cuyas piezas ya traen huecos y protuberancias a juego, ya pensadas para hacer anclaje sin tener que usar alambres ni taladros; sería sólo pegar con superglue:

Figura de metal en dos piezas

Miniatura separada en dos piezas, el tronco (izquierda) tiene un agujero, donde encaja el saliente que hay en la pieza de las piernas (derecha). Si no se ve bien, haz click en la foto

Cuando se pegan piezas, suele quedar una pequeña hendidura a lo largo de la unión de las piezas. Si es demasiado evidente (y suele serlo) habrá que taparlo con masilla, pero esto es un tema para otra entrada en el blog del Club Dragom.

 

 

Comparte con tus amigos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.