Las editoriales de juegos de mesa deben tener algún estudio que dictamina que hay una relación directa entre la cantidad de marcadores/tokens/cartas de múltiples tamaños/cachos de cartón que incluye un juego y su éxito. Pero tantos elementos ralentizan la puesta en marcha en juego (lo que perjudica el grado de éxito del juego), y el problema se agrava mucho si la editorial pasa de presentar el juego en una caja en la que se puedan guardar organizados estos elementos. No, unas pocas bolsitas de plástico estrechas no son suficientes, y son muy incomodas de usar.

Leer más